Raquel leer tu diario ha sido una delicia.
Siempre que camino por Larco pienso que te encontraré por ahí, nos abrazaremos, caminaremos cantando nuestras canciones favoritas y luego nos iremos a tomar unas copas de vino a Patagonia. La noche se hará eterna y nos entregaremos al ritmo frenético de una danza que jamás termina.



2 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge Ampuero dijo...

Es una mujer linda. Gracias por compartirla, de algún modo.

Saludos..