LI-MA

La nubosidad de tu cielo me permite reconocerte a lo lejos

Siempre escribo sobre Lima, siempre hablo de Lima, siempre fotografío a Lima, siempre odio Lima, siempre amo Lima, siempre critico Lima, siempre me quiero ir de Lima, nunca quiero dejar Lima, nunca te encuentro en Lima, siempre estás para mí aquí en Lima, siempre…s…i…e…m…p…r…e

vídeo documental Lima 1944.
Producción: Julien Bryan; Fotrografía: Jules Bucher; Textos: Miriam Bucher.





"RETROSPECTIVA"
geografía emocional de la ciudad de Lima


Gregorio Escobedo cdra 8

Viví en el piso 13 de uno de los edificios de la Residencial San Felipe. Esta es la Iglesia donde me bautizaron; no solo a mí, sino también a mis hermanas y a mi sobrina Mar.
Arequipa 1055

Cerrar etapas es importante y no tuve ningún problema en cerrar la del colegio. Sus recuerdos "no del todo gratos" me dejan una sensación agridulce.
Hacer un inventario de mi vida, al tener que reorganizar mis cosas, me hizo reencontrarme y desenterrar aquello que me remitía a una experiencia que involucra mi infancia y adolescencia. Y que implica el haberme encontrado con sentimientos, ídolos de adolescencia, cartas de "amigos incondicionales" que no se volverán a ver, etc. De aquí quedan los amigos inseparables; gracias a este lugar los conozco y los tengo ahora. ¡Gracias Jorge, gracias Karen!
Universitaria cdra 18

Al igual que con mi casa, siempre pensé que estaba de paso. Luego de diez años todavía descubro que hay más cosas que puedo hacer aquí. Enseñar, que es una de ellas, me ha enriquecido profundamente. Compartir con los chicos los miedos, las ganas, la satisfacción de crear, de expresar, de tener algo que decir a los demás. Los sueños o el sueño de ser artista.
Las manchas de óleo en el piso de estas clases no se han borrado, aún puedo encontrar las que alguna vez dejé en la que fuera mi clase. No todo ha cambiado, hay cosas que en mí no han cambiado. Mis sueños y expectativas no se han borrado, continúan ahí como esas manchas de óleo que alguna vez dejé en el piso de cemento de alguna de estas clases.

Sta Francisca Romana cdra. 9

Luego de quedarme sin taller y a falta de espacio en mi casa coloqué todos mis cuadros en este depósito. La curiosidad y preocupación de saber si siguen ahí me hace visitarlo cada cierto tiempo. Una extraña sensación de alivio y tristeza se apodera de mí cuando los veo: por un lado, confirmo que siguen ahí y por otro, todos se encuentran arrimados y de espaldas sin poder cumplir su función, que es la de ser vistos.
José Galvez 190

La casa donde viví los años más importantes de mi niñez y adolescencia está tapiada. Una disposición municipal tomó la medida tras comprobar el funcionamiento de un prostíbulo clandestino manejado por la inquilina. La casa ha sido vendida. Ahora lo que no está tapiado son mis recuerdos en aquel lugar.


José Galvez 136

Desde que tengo memoria mi abuela ha vivido en esta casa. Aquí jugué de niño, aquí me cuidaban cuando mis padres no estaban en la casa.
La noche que mi abuela murió mi mamá y yo vinimos a su casa. Esa noche todo fue como cuando niño, todos nos quedamos juntos. Capri, Chino, Tita, Carla y yo estuvimos despiertos toda la noche, mi abuela siguió en su cama como todo el tiempo que había estado enferma. Y nosotros estuvimos ahí con ella conversando y contemplándola en su sueño profundo.
De vez en cuando voy a la casa, todo sigue igual, es como si su presencia no se hubiera ido.
Robert kennedy 280

Llevo seis años viniendo seguido a casa de Julián, mi segunda casa. Gracias por compartir tu espacio conmigo, ¡gracias por los momentos felices y tristes en los que me recibiste! Gracias por la confianza
¡Gracias Julián!

Pasaje Santiago 2382

Siempre pensé que debía irme de mi casa antes de los treinta años. pensaba que estaba de paso, que me iría pronto. Finalmente, a los 29 años, he decidido quedarme. Ahora me siento bien respecto a eso. Hay cosas que todavía debo resolver aquí.